Mis amigos...

martes, 5 de abril de 2011

El Diario de Analía I - "Ya no..."

Lo encontró preparando las cajas para la mudanza, aplastado dentro de una caja medio destartalada en el desván: había sido su diario personal hacía varios años. Los recuerdos de aquella época se agolparon en su mente.
Analía cerró sus ojos por un momento. Demasiado tiempo y demasiadas cosas habían sucedido desde aquellos días. Ya no era esa joven insegura y crédula, que tenía tantas ilusiones.

Abrió lentamente aquel diario que había olvidado, donde ella misma había relatado aquel encuentro...


"Ya no voy a esperarte más. Ya lo he decidido. Después de todo lo nuestro no tuvo una explicación.

Ayer cuando iba para la oficina nos cruzamos por casualidad.

Me miraste en silencio largamente. Yo no podía dejar de pensar en que tu perfume me traía el recuerdo del día en que nos conocimos.

Cuando dijiste que me habías mandado un correo pensé que eso confirmaba una vez más que era una estúpida. Te mentí diciéndote que me había ido de viaje. En realidad había estado toda la semana esperando alguna noticia tuya y ni siquiera se me había ocurrido abrir mi casilla. Pensé que después de todo habías dicho que odiabas las computadoras.

Miraste tu reloj y me dijiste que tenías que irte. Que ya no importaba. Cruzaste la calle y te fuiste. Ni siquiera me dijiste adiós. Y yo me quedé muda, mirando cómo te alejabas y pensando por qué algunas mujeres nos enredamos con hombres casados.
Alguien al pasar me empujó. Y entonces caí en la cuenta que, en lo que respecta a hombres, siempre elegía al equivocado."

Hojeó brevemente su antiguo diario y recordó cuantas veces le había servido para aclarar sus pensamientos. Miró su reloj. Ya tenía que irse. Fue hasta el armario del pasillo y colocó allí el cuaderno.
Se prometió a sí misma releer su propia historia y pensó que tal vez en la situación que estaba viviendo, escribir un nuevo diario la ayudaría...
(continuará...)



8 comentarios:

  1. Amiga, esto empieza enganchando fuerte...

    Se queda uno en la expectacion...

    Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  2. Te seguiremos.

    dices enamorarase siempre del hombre equivocado......

    Pobre alma de pena en pena.

    Cariños

    ResponderEliminar
  3. ¡Buenísimo! No debe haber cosa más terapéutica que escribir un diario, así uno se ve en retrospectiva y se va completando una imagen de la que va siendo =D

    ¡Beso grande!

    ResponderEliminar
  4. Hola bello e íntimo blog, profundas, hondas entradas,si te gusta la comunión entre palabras, la poesía,te invito al mio,será un placer,es,
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
    gracias, buen martes, besos cómplices...

    ResponderEliminar
  5. HOLA MARÍA BEATRIZ

    ESCRIBIR UN DIARIO AYUDA, ME HACE ACORDAR MIS ÉPOCAS DE LA ADOLESCENCIA.

    LOS TENGO TODOS GUARDADOS, AHORA LOS LEO Y ME RÍO DE LAS TRAVESURAS QUE HACÍA; ES COMO VOLVER A UN PASADO QUE PARECE AJENO PERO TAN AUTÉNTICO.

    BESITOS

    ResponderEliminar
  6. Hola a todos:
    La historia es un relato dentro de otro. La protagonista es la misma, Analía, pero en diferentes momentos de su vida.
    Tiene varios capítulos que iré subiendo..
    Espero que les guste.

    Besos y gracias!
    Maribe

    ResponderEliminar
  7. Llegue cuando esta historia ya estaba empezada, creo que tengo mucho por leer. Y el principio me ha gustado mucho.

    ResponderEliminar
  8. Hola todavia:
    Me alegra que te haya gustado ya desde el principio.
    Es un placer tenerte por acá!

    Besos

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails