Mis amigos...

domingo, 10 de enero de 2010

UNA TARDE

Sucede que a veces me abrazas
como si fueras mi dueño.

Y yo me quedo quieta
pensando que no te pertenezco,
que desharé estos lazos
migrando con las aves
hacia sitios inciertos…

Y rondarás buscándome
en las huellas
que dejaron mis lágrimas
una tarde de enero…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails